Cómo limpiar un horno eléctrico

Cuando se quiere limpiar un horno eléctrico siempre entran los mismos miedos debido a su tamaño. El humano siempre tiende a exagerar las situaciones y pasa eso con este tipo de hornos pequeños, pero… ¡Tranquilidad! Limpiarlo en tu casa y sin riesgo es más que sencillo.

Los hornos eléctricos son uno de esos inventos que nos ahorran tiempo y espacios en nuestras cocinas. Son prácticos, cómodos, fáciles de transportar y realiza todas las funciones de un horno convencional.

Catálogo con los mejores hornos eléctricos

En estos hornos se cocina todo tipo de platillos horneados, asados, porque su funcionalidad no tiene nada que envidiarle a los hornos de cocción a gas.

Por supuesto, una vez usados y disfrutado el banquete, deben limpiarse para optimizar su funcionamiento y que no se dañen fácilmente. Aquí te muestro algunos trucos que puedes utilizar para limpiar y mantener su vida útil.

Limpiar de forma correcta un horno eléctrico

limpiar un horno eléctrico

Sea de tamaño convencional o los más modernos y demandados mini hornos eléctricos, su limpieza es sencilla pero debes tomar ciertos aspectos en cuenta:

  • Primero, desconectar el horno de cualquier toma eléctrica a la que esté conectada, evitando contacto que provoquen accidentes.

  • Luego, debes dejar enfriar el horno completamente. Al igual que los hornos normales a gas, todo por dentro, gracias a su resistencia, se calienta de manera uniforme y por ende, las superficies quedan calientes por largos periodos de tiempo. Debes estar seguro de que todas sus partes por dentro no emanen calor.

  • Así elijas un limpiador profesional y especializado o productos caseros elaborados por ti, debes protegerte usando guantes para no dañar la piel de tus manos ni tus uñas.

Trucos caseros para limpiar el horno eléctrico

limpiar el horno eléctrico

Amoniaco

Para limpiar tu horno eléctrico, primero debes retirar toda la grasa sobrante (el aparato completamente frío) con papel empapado con agua caliente (usa guantes).

Luego, en un recipiente que resista el calor, le colocas agua, unas gotas de amoniaco y un trapo de cocina dentro de esta mezcla.

Colocas este envase en el horno durante una hora, a fuego muy bajo. Una vez pasado el tiempo, dejas que enfríe el trapo y puedas tomarlo, procedes a limpiar, desmanchar y desengrasar todos los espacios del horno.

Bicarbonato

Cada día no dejo de sorprenderme de sus usos y utilidades en el hogar y sobre todo en nuestra cocina. Limpiar el horno con bicarbonato es una opción más que valida y recomendable.

Si eliges esta opción, después que hayas cocinado y el horno esté caliente, riega bicarbonato de sodio en su superficie, dejas que actué por espacio de una hora y con toallas de papel, limpias, retirando los residuos de comida adheridos a sus paredes.

Sal

En el caso de que la limpieza la realices porque un líquido cayó en su superficie, al darte cuenta y aun con el horno caliente, riégale sal en cantidad abundante (que cubra el líquido). Al enfriarse, toma una esponja con agua y retira esa mezcla.

Sal y limón

En la mayoría de los casos, el horno eléctrico viene de material de acero inoxidable, pero con el pasar del tiempo, la humedad y altas temperaturas, combinada con los alimentos que se cocinan, pueden aparecer manchas de óxidos en nuestro aparato.

Para eliminarlas, esparcimos abundante sal por la superficie oxidada y le exprimimos el jugo de limón por encima.

Esta combinación la dejamos actuar por espacio de una hora y luego, con ayuda de un cepillo o esponja de nailon, removemos con movimientos circulares hasta que el óxido haya desaparecido. Para finalizar, tomamos un trapo húmedo y removemos los residuos.

Olor indeseado dentro del horno eléctrico

Si después de la limpieza el horno queda con olores indeseados, te tengo dos trucos básicos.

  1. Uno tiene que ver con tomar el vinagre con sal, mezclarlo y con ayuda de un trapo pasarlo cuando el horno se haya enfriado. Dejar reposar unos minutos esta mezcla, tomas otro paño humedecido y retiras.

  2. El otro truco involucra a frutos cítricos como el limón o naranja. En este caso, tomas el fruto de tu preferencia o que tengas en casa, la piel la colocas en el horno a temperatura media por espacio de una hora. Además de quitar el mal olor, dejará un aroma cítrico espectacular.

Consejos para mantener en buen estado nuestros hornos eléctricos

  • Lo importante es limpiar después de usarlo, para que la grasa no se acumule, porque puede resultar dañino para nuestra salud. Además, como vienen recubiertos de parrillas de aluminio, el no limpiarlos correcta y frecuentemente puede crear oxido, dañando su vida útil.

  • El horno debes enfriarlo con la puerta cerrada. Al estar caliente, el calor, puede dañar los muebles que tenga cercanos.

  • Utiliza bandejas o rejillas para cocinar, ya que la bandeja que trae el horno es para recolectar jugos y grasas desprendidas por los alimentos.

  • Cocinar los alimentos según sus indicaciones. Así le darás más vida útil al horno. Colocarlos a fuego alto puede quemar los alimentos y hacer que salpiquen, dando más trabajo al momento de limpiarlos.

  • No utilices materiales abrasivos. Puede dañar la resistencia y paredes del horno. Lo ideal son los productos especializados o los caseros que dimos más arriba.

  • Usa siempre papel de horno. El papel aluminio puede dañar la utilidad del horno.