Limpiar rejillas del horno

Cuando de limpiar el horno de las cocinas se trata, una de las partes que resultan más fastidiosas son las rejillas del horno, y es que, para muchos, limpiar rejita por rejita puede ser incómodo y hasta complicado.

Pero es algo que debemos hacer, ya que te habrás dado cuenta de la cantidad de suciedad que se pega a ellas, sobre todo cuando se te derrama alguna salsa o algo al calentarse a altas temperaturas; o bien sea cuando decides preparar tus asados directamente en las rejillas.

Por eso, a continuación, te daré unas maneras fáciles y rápidas de limpiarlas, y lo mejor de todo, sin gasta mucho dinero.

Limpiar las rejillas del horno con bicarbonato

Limpiar las rejillas del horno con bicarbonato

Este es uno de los métodos más tradicionales para limpiar las rejillas de los hornos. A continuación, te indicaré los pasos que debes seguir.

Primero, necesitarás tener a mano lo siguiente:

  • Un bol de tamaño mediado a pequeño.

  • 10 cucharadas de bicarbonato.

  • 4 cucharadas de agua caliente.

  • Un estropajo suave (que no raspe la superficie).

  • Envase con atomizador (opcional).

  • 3 cucharadas de vinagre (opcional). Mira como limpiar un horno con vinagre

Pasos a seguir:

  1. En el bol colocas las cucharadas de bicarbonato y poco a poco vas agregando el agua caliente, mientras lo vas removiendo hasta obtener una crema pastosa, que quedará como exfoliante. Si deseas, también puedes agregar 3 cucharadas de vinagre, obteniendo una mezcla con consistencia espumosa.

  2. Colocas las rejillas y bandejas en un envase suficientemente grande, o si tienes una bañera, también es una excelente opción. Si desea puede dejarlas allí unos minutos en agua caliente.

  3. Luego, las sacas y pones sobre una superficie para untarle la mezcla en todos sus rincones, cubriendo todas las áreas de la rejilla y bandejas.

  4. Déjalo actuar durante un par de horas (o si es de tu gusto, puedes dejarlo por más tiempo).

  5. Al transcurrir ese tiempo, retiras con una esponja la mezcla de bicarbonato. Puedes emplear conjuntamente también un envase atomizador con agua y un chorrito de vinagre, para obtener mayor brillo.

  6. Finalmente, luego de verificar que no queden rastros de la pasta, las secas con un paño suave.

Limpiar las rejillas del horno con detergente

Limpiar las rejillas del horno con detergente

Utilizar detergentes, ya sea liquido o en polvo, del mismo que usas para lavar tus prendas de vestir, también es una excelente opción para limpiar las rejillas del horno, de hecho, muchas personas se inclinan por esta práctica idea. Solo necesitarás detergente y una esponja o cepillo de cerdas suaves, puede ser un cepillo de dientes para que puedas llegar a cada rinconcito de las rejillas.

Solo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Elegir un envase grande o una bañera.

  2. Colocas una toalla extendida (en caso de que lo hagas en una bañera, para evitar que raspe la superficie de la misma) y encima pondrás las rejillas y bandejas del horno.

  3. Las llenas con agua caliente. El agua debe cubrir totalmente las rejillas.

  4. Colocas unas tazas del detergente (en cualquiera de sus presentaciones) en el agua.

  5. Debes dejarlo actuar por unas cuantas horas, te recomiendo que, en lo posible, lo dejes por toda la noche.

  6. Cuando ya pasen las horas indicadas, procederás a pasar el cepillo o la esponja por todas las rejillas para terminar de desprender todos los residuos, mucha de la suciedad se habrá salido en ese tiempo por sí sola, de hecho, los detergentes son un excelente desengrasante para ese tipo de grasas de comida.

  7. Finalmente, solo debes pasarlas por abundante agua limpia, para que no queden rastros del producto, y secarlas. Para posteriormente colocarlas en sus respectivos compartimientos dentro del horno.

Lo recomendable es que realices la limpieza de las rejillas periódicamente, sobre todo si haces uso de tu horno con frecuencia. Lo ideal sería que luego de utilizarlo le pases un trapo húmedo para evitar que se adhiera la grasa y residuos de comidas, salsas o dulces.